Antagónicas

Enorme tragedia cae sobre nosotras, condenadas a una existencia efímera y un destino fatal. No puedo comprender cómo mis compañeras aun sabiendo esto, algunas de ellas continúan sonriendo y jugueteando como si no tuviéramos mucho de qué preocuparnos.

Saúl Peña Rosas [i]

Antagónico. Relativo a: contrario, opuesto, rival, oposición, álter-ego, oponente, distintos, sentidos opuestos, acción opuesta, enfrentamiento, rivalidad, lucha, dispar e irreconciliable.

Burbuja Rómela

Otra vez han abierto el frasco y mi temor se incrementa, estamos en un parque gigantesco donde desde aquí puedo apreciar la punta afilada del pasto que seguramente acabará con la existencia de cientos de nosotras. Pero de igual forma, si no es el pasto será un humano o el propio viento quien nos reviente. Nuestro destino es trágico, fuimos diseñadas para alguna vez ser liberadas y enseguida dejar de existir.

Cada que veo ese artefacto de cinco orificios me aferro al fondo del frasco, trato con todas mis fuerzas de que no me alcance, aunque cuando lo sumergen todas nos revolvemos de arriba hacia abajo o de un lado a otro y aun así puedo ver con incredulidad que muchas de mis compañeras se ponen frente a esa cosa de cinco hoyos como queriendo que se las lleven, probablemente tengan una tendencia kamikaze, o hayan sido engañadas acerca de que una vez transformadas podrán alcanzar algún grado de felicidad.

Hoy me he vuelto a salvar, no fui alcanzada por ese artefacto. Nos han regresado a la casa y espero con vehemencia que no nos metan en aquel cajón con chácharas donde se vuelve todo oscuro y solo alcanzo a distinguir la punta afilada de algunos lápices, grapas, tijeras, estampas y demás cosas que me aterran, todas son cosas peligrosas. En ocasiones pienso qué sería de cualquiera de nosotras, transformadas o no, si por alguna situación chocáramos con cualquiera de estas chácharas sería terrible.

La realidad es que ya sea de un modo o de otro, nuestro destino es fatal, sólo me queda aferrarme al fondo del frasco y esperar que la suerte me favorezca para no ser alcanzada por la cosa de cinco hoyos.

Nuevamente nos han sacado del cajón, nos llevaron al patio de la casa y me tocó presenciar la escena más horrenda que recuerde, pude ver como una de nosotras fue tragada por un enorme perro peludo que dando un gran salto alcanzó a mi compañera en el aire cuando ya se elevaba. Regresé a la casa sumamente espantada y para colmo nos han colocado sobre una repisa en el cuarto de televisión donde inevitablemente tengo que ver toda la violencia que genera ese aparato que también produce estática peligrosa y que nuestro dueño, un niño de nueve años, nos obliga a ver dejándonos ahí.

Imagen: Composición digital

Hace unos días fue su cumpleaños y nos obligaron a participar ¡según que para alegrar su fiesta! Fue algo trágico ya que al estar en un espacio cerrado muchas de nosotras fueron estampadas en los muebles de la casa, sin siquiera tener la oportunidad de sentir por un instante la libertad de un espacio al aire libre.  

Enorme tragedia cae sobre nosotras, condenadas a una existencia efímera y un destino fatal. No puedo comprender cómo mis compañeras aun sabiendo esto, algunas de ellas continúan sonriendo y jugueteando como si no tuviéramos mucho de qué preocuparnos.

Burbuja Cristi

Nos empujarían a ser libres a través de un artefacto que tiene cinco hoyos, todas de cinco en cinco impulsadas por el viento. Era cuestión de que el niño sumergiera aquella cosa en el frasco preparado con esa mezcla que nos hacía ser.

Lo único que nos importaba era sentirnos libres y subir. Se rumoraba que era una experiencia muy excitante así que todas competiríamos por ser la que llegara más alto. Desafortunadamente todo lo que sube tiene que bajar y sabíamos que muchas de nosotras se quedarían en el camino, es más algunas no llegarían a elevarse lo suficiente, serían reventadas por algún niño o caerían de inmediato al suelo para estallar y dejar una marca redonda en el asfalto. Pero eso a mí no me importaba, estaba dispuesta a correr el riesgo mientras en el intento me permitiera tocar las puertas del cielo. Mi misión era dar el mejor espectáculo que cualquiera de nosotras pudiera mostrar.

Debo decirles que desde que me pusieron en ese recipiente transparente de cristal, desde que supe cuál era mi destino, antes de que pasara esa grandiosa metamorfosis, ya desde entonces me divertía como loca dando vueltas en esa revoltura de agua con detergente y glicerina. Tocaba a cuanta compañera se pusiera a mi paso, a veces aferrándome a una de ellas para juntas disfrutar de esa aventura de vueltas, subidas y bajadas. Era un mundo de vaivenes constantes hasta que nos ponían en un lugar fijo.   

La gran mayoría de nosotras disfrutamos tanto estar juntas, preparándonos para la transformación y explorar los cielos. Aprovechamos el tiempo de quietud para conversar de la gran aventura que nos depararía convertirnos en burbujas, aunque cuando el frasco se abría no todas teníamos la fortuna de ser elegidas, algunas nos seguíamos quedando en aquel enorme recipiente de cristal esperando a que volvieran a sumergir el artefacto, pero como les comento, no todas teníamos suerte de ser transformadas. 

Debo reconocer que cuando el frasco estaba estático todo se volvía muy pasivo y muchas de mis compañeras preferían dormir, pero yo aprovechaba para observar todo lo que estaba a mí alrededor, a veces nos dejaban en algún cajón con chácharas y apreciaba la perfecta hechura de los bolígrafos, llaves, botones, fichas y estampas que guardaban. Muchas veces les di vida con mi imaginación inventando increíbles historias.

Otras ocasiones nos ponían en algún mueble, ya sea en la sala, sobre algún librero o repisa. Todo dependía del lugar donde nos colocaran, pero fuera cual fuera éste, siempre me gustó apreciar lo que había a mi alrededor, la transparencia del cristal me permitía disfrutar de todo lo que me rodeaba.

El mejor espectáculo era cuando por casualidad nos dejaban en algún sitio del cuarto de televisión, me entretenía ver cuánta atención ponía nuestro dueño, un niño de 9 años, lo sé porque estuvimos presentes en su último cumpleaños, a esa caja con imágenes de colores muy vistosos donde veía algo que llamaba caricaturas. 

En ocasiones aparecía su padre y le apagaba el televisor, tomaban las manoplas y bate de béisbol, si se acordaba también jalaba con todas nosotras. La emoción nos invadía, en cualquier momento podrían echar mano del frasco, meter aquel artefacto de cinco orificios y soplar fuerte para que nosotras saliéramos impulsadas al viento que muchas veces nos favorecía y otras nos sentenciaba a caer en picada, todo dependía también del clima. En días calurosos necesitábamos más de qué tan fuerte soplara nuestro dueño, o qué tan fuerte abanicaba su brazo para que saliéramos expulsadas por el propio impulso.

Sin embargo, fuera de cualquier clima yo siempre estaba emocionada y dispuesta a correr cualquier riesgo, porque para eso fui diseñada desde que solo era un granito de detergente. Solo quería que abrieran el frasco para ser transformada y vivir la más grandiosa aventura que jamás había experimentado.

 Ayer por fin fui transformada, empecé a subir favorecida por el viento, el perro juguetón por poco y me atrapa, sentí la adrenalina recorrer todo mi cuerpo. He esquivado un árbol y algunos cables de corriente eléctrica. Ahora puedo observar, desde lo alto, cómo los humanos se ven de manera diminuta, parece que ahora yo soy la de enormes dimensiones. Creo que voy a romper el récord de cualquier burbuja a llegar más alto. Por fin estoy tocando las puertas del cielo. ¡Soy la Reyna del mundo!

[i]Saúl PeñaRosas, es licenciado en Comunicación y Cultura por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Escritor de diversos relatos y autor de la novela El día de tu muerte.

Siguenos
Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram

30 comentarios en “AntagónicasAñade los tuyos →

  1. Es una excelente historia para echar a volar la imaginación de uno y nos deja una bonita reflexión, no importa cuál sea el destino de uno o porque es que estamos aquí, siempre hay que ser positivos ante cualquier cosa, no importa que tan difícil sea la situación o las circunstancias al final todo saldrá de maravilla.✨

  2. Amigo excelente narracion, me hizo hechar a volar mi imaginacion y ver lo cual fascinante es ver las cosas de diferentes perspectivas saludos coordiales…

  3. Muy buena historia, creo que todos en algún momento hemos sentido esa ansiedad antes de hacer algo que nos emociona y nos llena de satisfacción, ojalá nunca perdamos la capacidad de tener ese sentimiento de grandeza cuando se logra un objetivo y si es compartido creo que será mejor.
    Saludos

  4. Hola
    Bonita narración, conforme hiba leyendo me mantuvo intrigada a preguntarme qué es? una mariposa?, una abeja? ,
    ! hooo es una burbuja!. Me encantó ver cuan feliz era la burbuja de hacer lo que sabía hacer y la emoción que le causaba hacerlo, y qué sin importar los diferentes momentos de su vida llegó a su final feliz subir muy alto.
    Gracias por su relato.
    Saludos.

  5. Inmenso calificó el poder de la imaginación, afortunadamente se conservan los domadores de la misma, o dosificadores ; que OS guarden los dioses correspondientes en esa frescura literaria, gracias TEN SALUD 🖖

    1. Gracias Mayor, una de las cosas más chidas de escribir es que le puedes dar vida a todo lo que desees. Está ocasión le tocó a unas burbujas.

      ✌️😀

  6. Muchas veces he pensado que coavitamos en Mundos alternos, en el mismo espacio y tiempo, con otras entidades. Breve novela, me recordó otra gran novela «la metamorfosis» de Frank Kapska, excelente novelista del subrealismo.
    Excelente, logras de buena forma que tú narrativa subjetiva, lleve al lector a dónde seguramente lo quiere llevar.
    Gracias por compartir.

  7. Tus narraciones, me hacen imaginar,
    y un pensamiento tuve, que es el de aceptar nuestro destino, o lo que se presente, según las circunstancias que estemos viviendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram