Espacio de trabajo

Educación y experiencias laborales

Había una frase popular que decían nuestros abuelos: «hay que estudiar para ser alguien en la vida», la cual suponía la apertura a mejores oportunidades laborales.

Ana Belén Torres Arriola [i]

La educación es un factor fundamental de desarrollo y clave para el aumento de oportunidades y calidad de vida del ser humano. Había una frase popular que decían nuestros abuelos: hay que estudiar para ser alguien en la vida, la cual suponía la apertura a mejores oportunidades laborales.

En el caso de quienes lograban concluir la educación superior, también conocida como licenciatura o profesional, suponía el acceso a esas mejores oportunidades en el sector industrial, de servicios o de gobierno. Sin embargo, hoy en día, el mercado laboral no ofrece oportunidades justas para los egresados de ese nivel educativo.

Educación superior significa la preparación de las personas en algún conocimiento específico para el ejercicio autorizado y profesional de una actividad. Una persona con educación superior desarrolla competencias y conocimientos técnicos, profesionales y disciplinares específicos avanzados, así como competencias transversales que les cualifican para una variedad de ocupaciones laborales. Es decir, una persona con educación superior se forma para el desempeño de un trabajo, que es la forma habitual en que los adultos participan en el desarrollo de la sociedad (OCDE, 2018).

Espacios Laborales
Fotografía: Ana Belén Torres

Cuando se concluye una licenciatura o ingeniería se aspira a tener mejores empleos y con ello mejores condiciones de vida, pero en México, la estructura del empleo se ha caracterizado por tres cosas: 1) una relativa estabilidad de la proporción en el total del empleo de trabajo asalariado en unidades económicas diversas pero en condiciones generalmente precarias; 2) bajas tasas de desempleo abierto que ocultan la inserción de los trabajadores en actividades con pésimas condiciones laborales; y 3) la relevancia de las actividades de pequeña escala, microempresas con un máximo de cinco trabajadores, que presentan condiciones de productividad y de ingresos muy precarias (Navarrete, 2019).

Hoy, los jóvenes con estudios de nivel superior son más propensos al desempleo o a laborar en espacios de menor calificación que no van de acuerdo a su nivel de preparación. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE, 2009), señala que en nuestro país es mayor el desempleo entre quienes tienen un título universitario, en comparación con quienes sólo cursaron primaria o secundaria, y además se estima que 55 de cada 100 trabajadores con licenciatura, trabaja en algo que no tiene relación con su formación profesional (Áviles, 2011).

Capacitación laboral
Fotografía: Ana Belén Torres

Eso ratifica que México tiene un modelo de desarrollo económico que no reconoce y no es capaz de asimilar a quienes cuentan con estudios profesionales o incluso con posgrado. Pero mejor echemos un vistazo a las experiencias laborales de egresados de distintas universidades, ellos cuentan, en voz propia, esta difícil relación entre educación y empleo:

Mi nombre es Ana Belén, egresada de la licenciatura en Comunicación y Cultura. Inicialmente pensé que mi vida laboral sería en algún medio de comunicación: un periódico o revista, radio o televisión, una agencia publicitaria o algún medio electrónico. Sin embargo, mi experiencia laboral ha sido variada y muy poca en el ámbito esperado. He pasado de estar en el comercio informal a ser mesera, monitora en un programa extinto llamado SALUDARTE1, tallerista de artes plásticas en escuela primaria, recepcionista y otros. La mayoría de los empleos han sido sin contrato, sin prestaciones y con salarios mínimos. Actualmente trabajo en dos instituciones privadas. En una desempeño un cargo administrativo sin relación con mi formación, en la otra soy docente. Para obtener este segundo empleo se consideró que había cursado una maestría. Ambas instituciones se apegan a la ley Federal del trabajo y respetan los derechos laborales más importantes, contenidos en un contrato individual, entre ellos: salario, jornada de trabajo, días de descanso, vacaciones y aguinaldo. 

Yo soy Karla, egresada de la UNAM con licenciatura en Ingeniería Petrolera. Actualmente me encuentro laborando en un puesto meramente administrativo que no tiene relación con la licenciatura. Inicié como capturista de datos con el fin ascender a un puesto contable, pero en éste ya no hay una oportunidad de crecimiento. La falta de oportunidades en el campo laboral y la inexperiencia al egresar de la facultad me negó la oportunidad de ejercer mi carrera donde ganaría, al menos, el doble de lo que actualmente obtengo como sueldo.  Me gustaría resaltar que al iniciar esta carrera la demanda de ingenieros petroleros, por parte de compañías nacionales e internacionales, era muy grande. Sin embargo, el aumento en el número de egresados y la reforma energética afectaron la oportunidad de ser contratada por alguna compañía. Incluso, la mayoría de mis compañeros se encuentran en la misma situación que yo, o sin un trabajo estable. Al parecer no somos los únicos profesionistas en esta situación ¿o sí?

Espacio de trabajo
Fotografía: Ana Belén Torres

Me llamo Juan Carlos, soy egresado de la UNAM. Yo estudié Sociología y trabajo de auxiliar administrativo, el quehacer sociológico que yo debería estar realizando, como investigaciones, cambios y particularidades que se están dando en la sociedad o análisis, no los llevo a cabo. La realidad es otra, titularse de la carrera que elijas, no te asegura que ejerzas eso, el campo laboral es tan limitante y limitado que la más mínima oportunidad laboral nos obliga a trabajar en ramas opuestas a lo que estudiamos. Debo decir que en mi sentir yo no le puse precio al conocimiento, muchos se preguntaban de qué iba a trabajar o que iba hacer después de terminar la carrera de Sociología, pues conocido es el escaso campo laboral de esta ciencia. La verdad esto no me limitó y no me inmuté en continuar con los estudios de lo que yo quería. Ahora, puedo decir que conseguí trabajo no gracias a mi profesión, sino a las cualidades y aptitudes para desempeñarme en los lugares en los que tuve acceso. En un futuro espero poder ejercer lo que estudié, pero antes pareciera que debemos adquirir cierta experiencia laboral para poder acceder a trabajar en cualquier parte.

Soy Angélica y estudié la Licenciatura en Psicología, en la Universidad Latinoamericana. Justo concluí un diplomado en Desarrollo Organizacional. En mi caso trabajé siempre en el área de Recursos Humanos y capacitación, presté mis servicios en Lomelin Hermanos Bienes Raíces, Asset S.A de C.V, Escuela Americana de Telemarketing, la última empresa para la que laboré fue Grupo Industrial Vida, como Coordinadora de Capital Humano del Centro al Sureste del país. Este último fue un empleo muy bien remunerado. Después de ese empleo y ya con 38 años de edad me fue imposible encontrar de nuevo un empleo que cubriera las mismas características y mis necesidades. Me contrataron en una empresa para cubrir el área de reclutamiento; sin embargo, las condiciones del puesto no fueron las óptimas y no se logró el objetivo deseado. Posteriormente me incorporé al área comercial de la misma empresa que es mi empleo actual y es mejor remunerado que lo que ganaba como reclutador. 

Espacio
Fotografía: Aná Belén Torres

Mi nombre es Arturo y salí de la Facultad de Economía en el 2016, actualmente me encuentro laborando en una empresa de asesoría, en un área relacionada con lo que estudié, pues es el ámbito de la economía pública. En términos de salario, considero que me encuentro ganando dentro del promedio de egresados de mi carrera, aunque sigue siendo bajo para cualquier profesionista, si consideramos que, en la economía informal, una persona sin estudios puede llegar a ganar el doble de lo que gana una persona con estudios universitarios. 

Mi nombre es Edson Andrade. En mayo del 2017 me recibí como licenciado en Comunicación y Cultura, en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. En lo laboral, tuve la oportunidad de trabajar en la delegación Iztapalapa como parte de un programa. Esto sucedió después de haber realizado mi servicio social, el encargado del área de promoción y difusión cultural me tomó en cuenta por mis aptitudes y responsabilidad en la realización de  tareas asignadas. Me ubicaron en una Territorial apoyando en el área de comunicación. Este trabajo lo mantuve durante un año y medio, me dieron de baja por cambios de administración. Pese a ello, trabajé paralelamente con quienes tuve de jefes en la delegación en el ambiente político. Debido a desacuerdos solo me mantuve por un año. Después envié muchos currículum, unos a diversas empresas dedicadas  a la producción audiovisual, otros a programas de gobierno enfocados a temas culturales. La mayoría ya contaban con personas con mi perfil, en unas no hubo respuesta y en otras no estaba del todo de acuerdo con salario. En todo ese tiempo he realizado trabajos independientes, gran parte de ellos en la cobertura de eventos culturales, así como también sociales. En la actualidad, laboro en un taller de artes gráficas, en el área de impresión. Debo mencionar que en toda mi vida laboral no he recibido seguro médico ni muchas otras prestaciones de Ley.

Trabajo medios
Fotografía Edson Andrade

En esas condiciones, el empleo no puede cumplir con su objetivo de ser motor del crecimiento económico y el desarrollo social, ni a nivel macroeconómico ni a nivel micro. El empleo es la principal fuente de ingreso de los hogares, significa el acceso a los servicios, a un estatus social y a una identidad. Para muchos de los egresados universitarios, el empleo es una fuente de autonomía, de independencia, de realización, de desarrollo y de satisfacción personal (Meza, 2006, pág. 9).  

Acreditación
Fotografía: Edson Andrade

Estos testimonios, de personas con educación superior, corroboran en mucho el nivel de precarización laboral mostrada en las estadísticas. Por ejemplo, Estadísticas del Observatorio Laboral de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social indican que el ingreso promedio mensual de los ocupados que cuentan con carrera profesional es de 11 mil 549 pesos (Ponce, 2019). Incluso, los bajos salarios que los empleadores ofrecen a los profesionales muchas veces llegan a estar en un rango entre cuatro a siete mil pesos mensuales, lo que lleva a estos egresados universitarios a la búsqueda constante de un mejor trabajo pero en un agresivo escenario de lucha y competencia.

Referencias

Áviles, K. (15 de Septiembre de 2011). La educación ya no es factor de movilidad social, debido al modelo económico: Comie. Obtenido de La Jornada: https://www.jornada.com.mx/2011/09/15/sociedad/041n1soc#

SEDU. (s.f.). SaludArte. Obtenido de http://www.data.educacion.cdmx.gob.mx/index.php/saludarte

Meza, P. (2006). Los jóvenes urbanos en el desempleo, el subempleo y la inactividad en México en el año 2004. Recuperado el 5 de Diciembre de 2019, de https://colmex.userservices.exlibrisgroup.com/view/delivery/52COLMEX_INST/1264697140002716

Navarrete, E. (2 de Diciembre de 2019). Los jóvenes universitarios mexicanos ante el trabajo . Obtenido de Redalyc : https://www.redalyc.org/pdf/3238/323828757006.pdf

OCDE. (30 de Noviembre de 2009). Educación superior en México, RESULTADOS Y RELEVANCIA PARA EL MERCADO LABORAL . Obtenido de https://www.oecd.org/centrodemexico/medios/educacion_superior_en_mexico.pdf

OCDE. (2 de Diciembre de 2018). Panorama de la educación . Obtenido de http://www.oecd.org/education/skills-beyond-school/EAG2017CN-Mexico-Spanish.pdf

Ponce, K. (22 de Abril de 2019). Las profesiones con los salarios más altos y bajos en México. Obtenido de Excelsior: https://www.dineroenimagen.com/economia/las-profesiones-con-los-salarios-mas-altos-y-bajos-en-mexico/109240

1SALUDARTE es un equipo que trabaja para que los niños, jóvenes y adultos de la Ciudad de México reciban educación formal y complementaria que les permita disfrutar el arte, la salud, el mundo de trabajo y su vida cotidiana de la mejor manera posible (SEDU).

[i] Ana Belén Torres Arriola, estudió la licenciatura en Comunicación y Cultura en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, y actualmente estudia la maestría en Ciencias Sociales en la misma universidad.

Siguenos
Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram

2 comentarios en “Educación y experiencias laboralesAñade los tuyos →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram