La entrevista

Todo el tiempo les pidió que se dirigieran a él como «licenciado» y que lo tutearan como si fuera su hermano o familiar cercano, como una forma eficaz de romper el hielo. Esto generó que los demás usuarios de la plaza no sospecharan nada.

Saúl Peña Rosas [i]

Ahora que poco a poco todo está regresando a la normalidad, también las oportunidades de obtener trabajo han aumentado. Aunque la economía se está reactivando, debemos aceptar que va a un paso muy lento.

La eminente necesidad de muchas personas de conseguir empleo, ha sido aprovechada por todo tipo de delincuentes ya que éstos han implementado nuevas estrategias para engañar a las personas que, por necesidad, confían ciegamente en falsos reclutadores o entrevistadores.

Les compartiré la experiencia de Gloria Guerrero, una amiga muy cercana que como muchas mujeres fue despedida a raíz de la pandemia y se vio obligada a esperar un tiempo considerable para encontrar alguna fuente de ingresos. Después de haber enviado decenas de solicitudes e insistido en la búsqueda de algún empleo, fue contactada a través de las redes sociales por parte de una supuesta empresa que ofrece servicios de edecanes y demostradoras.

Le pidieron que llenara un cuestionario en línea, donde recabaron la gran mayoría de sus datos personales y características físicas como; talla, color de piel y estatura; además, tuvo que enviar su fotografía de cuerpo completo como uno más de los requisitos que le solicitaron para obtener dicho empleo. Finalmente fue citada en una plaza muy conocida ubicada por la estación del metro Zapata, al sur de la Ciudad de México.

Todo parecía marchar de manera normal ya que cuando se presentó en el lugar, fue recibida por un tipo alto, que a dicho propio de mi amiga, era bien parecido, de unos treinta años de edad, vestido muy elegante, con un traje negro, camisa azul pastel, de corbata rosa claro, y cubrebocas negro, que amablemente se presentó como el licenciado Jonathan Müller, quien les daría los pormenores del asunto.

Fusión de imágenes de licencia creative commons.

Ella llegó muy puntual; sin embargo, en el sitio ya se encontraban alrededor de 15 mujeres más de entre los veinte y treinta años de edad.

Rápidamente las dirigió hacia la zona de comida donde les hizo una breve entrevista y les indicó que esperarán unos momentos ya que les darían una plática de bienvenida en la cual les explicarían con precisión los detalles del empleo.

Todo el tiempo les pidió que se dirigieran a él como «licenciado» y que lo tutearan como si fuera su hermano o un familiar cercano, como una forma eficaz de romper el hielo. Esto generó que los demás usuarios de la plaza no sospecharan nada.

Después de recordarles la amplia posibilidad de pertenecer a dicha empresa y obtener un muy buen ingreso semanal trabajando únicamente fines de semana, les comentó que tenían que dejar sus teléfonos celulares en una bolsa de plástico negra sellada, con el fin de que nadie tomará ediciones fotográficas ni videos al interior del lugar que pudiera generar información para alguna empresa de la competencia. Les explicaron que era de suma importancia dejar sus móviles ya que cualquier filtración de la información que recibirían resultaría en pérdidas millonarias para la empresa contratante.

Posteriormente el falso entrevistador les dijo que esperaran unos minutos mientras se cercioraba si ya les darían el acceso al evento. Bueno, el resto es de suponerse ya que el sujeto desapareció con alrededor de 10 teléfonos sin dejar rastro. Sólo algunas chicas se salvaron del robo, aquellas que no dejaron su teléfono móvil porque llevaban a un acompañante y prefirieron dejarlo con esa persona.

Probablemente algunos pensarán que la culpa es de quién confió en esta clase de personas; sin embargo, muchos adolescentes o jóvenes se dejan seducir por los salarios y horarios que ofrecen estas empresas inexistentes, que sólo son un gancho para engañar y timar a las personas.

Desafortunadamente, ni siquiera se puede tomar como un robo porque el delincuente no actuó con violencia ni arrebató el dispositivo móvil a la fuerza. Las personas lo entregaron por su voluntad por medio de engaños.

La ley lo contempla como una extorsión, que aunado a la complicada identificación del sujeto, debido al uso obligatorio de cubrebocas, le da amplias posibilidades de no ser castigado aunque haya sido visto por las cámaras de la plaza comercial.

En ese sentido, el artículo 390, contenido en el capítulo III Bis del Código Penal Federal, describe como extorsión lo siguiente:

Al que sin derecho obligue a otro a dar, hacer, dejar de hacer o tolerar algo, obteniendo un lucro para sí o para otro o causando a alguien un perjuicio patrimonial, se le aplicarán de dos a ocho años de prisión y de cuarenta a ciento sesenta días multa.

Cabe resaltar que muchas personas, como es el caso de Gloria, deciden no denunciar por el temor a ser localizadas por el o los delincuentes que ya cuentan con todos sus datos personales, que ella misma, sin medir las consecuencias, les dio.

No está demás que compartas esta información ya que, aunque no lo creas, muchas personas siguen siendo timadas bajo este modus operandi, de manera que compartiendo este breve relato, puede ser que estés ayudando a muchas mujeres y hombres, jóvenes e inexpertos, a no ser engañados.

[i]Saúl Peña Rosas, es licenciado en Comunicación y Cultura por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Escritor de diversos relatos y autor de la novela El día de tu muerte.

Siguenos
Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram

30 comentarios en “La entrevistaAñade los tuyos →

  1. Excelente relato es bueno saber esto ya que a muchos nos ha pasado algo similar a lo de gloria. Ya que los jóvenes son presa fácil para ese tipo de personas que solo buscan quitarnos lo poco que nos queda a parte de que hay personas adultas que también caen en su la redes y engaños.

    1. Muchas gracias Patricia por tu comentario es importante difundir para qué no caigan más personas en este modus operandi

  2. Excelente relato es bueno saber esto ya que a muchos nos ha pasado algo similar a lo de gloria. Ya que los jóvenes son presa fácil para ese tipo de personas que solo buscan quitarnos lo poco que nos queda a parte de que hay personas adultas que también caen en sus redes y engaños.

  3. Cómo siempre Lic es un relato k a muchos nos a pasado y es un círculo k no va acabar así es esto seguirá abiendo víctimas me agrado mucho

  4. Desafortunadamente esto ha pasado siempre y no sólo a la gente joven sino aún a los adultos que aún confiamos en otros, tristemente a quien más necesitado está es a quien le sucede, gracias por compartir este lamentable suceso y felicidades por tus relatos que te hacen que te sientas inmerso al estar leyéndolo.

    1. Sabemos que para Los amantes de lo ajeno no hay límite de edad pero este tipo de timo si va direccionado para gente joven que engañan haciéndoles creer que tendrán un sueldo por encima de la realidad

  5. Es un buen relato y la mayoría de veces es así gracias x cada caso k nos mandas son muy interesantes felicidades gran amigo x compartir

    1. Al contrario Blanca Muchas gracias por leerme es importante que compartamos esta información para evitar que más personas caigan en estas patrañas

  6. Felicidades Saul x compartir cada parte de tus relatos e historia k haces son muy interesantes k nos han enseñado un poco más de lo k vemos dia con día saludos

  7. Me pregunto por qué hay tantas personas que se dedican a delinquir, a ser vistos por la sociedad como lo más despreciable que tenemos en este bello país, tienen tanta capacidad para orquestar tantas fechorias, si ocuparan su intelecto en crear cosas positivas, nuestro país sería mejor, mucho mejor, excelente relato Saul que nos lleva a estar más alerta y así mismo a compartir a nuestros amigos, para que nadie más caiga en su estafa😣

    1. Así es Susí desafortunadamente muchas personas utilizan todo su potencial para dañar a sus semejantes precisamente por eso debemos de estar preparados para prevenir este tipo de situaciones

  8. Hola!
    Recordé cuando era una jovencita de 18 ó 20 años y me pasó algo similar, antes no había celulares, pero algunos anuncios te hacían perder el tiempo. Hoy en día la gente sigue engañando de mil maneras, hay que tener mucho cuidado y ayudar a nuestros jóvenes proporcionando información valiosa, como tu relato.
    ! Saludos!

    1. Siempre han existido estas supuestas empresas que ofrecen las perlas de la Virgen a cambio de pocas horas de trabajo sin hacer nada. La diferencia es que antes Te obligaban a vender algún producto de belleza por lo general y te obligaban a que invitarás a más personas. Ahora vemos de manera descarada Cómo utilizan una estrategia parecida para robarte tus pertenencias.
      Saludos cordiales y muchas gracias por tu comentario Johana.

  9. Triste y penosa realidad. Vemos en el día a día, que aumentan estos casos. La dinámica de las formas de delinquir, varían y cambian en forma breve. Seguramente cuando está información llegué a las mayorías, ya habrá alguna nueva modalidad. Excelente redacción. Un abrazo.

    1. Lamentablemente los delincuentes también están a la vanguardia y como bien lo refieres encontrarán una nueva forma de obtener lo que quieren. Si entre todos compartimos las experiencias de como hemos ido engañados probablemente les vamos a disfrutar un poco superación.
      Saludos cordiales Eliseo

  10. Gracias por compartir la experiencia, creo que es importante que se haga difusión a este tipo de relatos, ya que es una manera de prevenir que gente deshonesta siga aprovechándose de la necesidad de las personas… 👍

  11. Es una situación lamentable, que han vivido cantidad de personas, sin embargo agradezco la información que envías, es muy valiosa para que no se dejen llevar por ésta clase de personas.

  12. Excelente relato para compartir y se tenga la información
    Estás formas de delinquir se ven día con día así mismo varían su dinámica para hacer estas cosas ilicitas

    1. Efectivamente Ismael desafortunadamente todavía hay mucho joven que cae en este tipo de situaciones Por consiguiente tenemos que seguir informando

  13. Gracias Saul por compartir una dolorosa realidad por la cual debemos ser siempre desconfiados aún de las personas que se disfrazan como buenas, sea quien sea. Lamentablemente así se aprende. Gracias, saludos

    1. Antonio gracias a ti por leerme. Debemos poner alerta a nuestros jóvenes para que provengan este tipo de situaciones.

      Saludos cordiales

  14. Es muy común en las grandes ciudades que día a día surjan nuevas formas de abusar de las demás personas, pero es la mejor prueba que tenemos para estar siempre alertas, esta chica solo perdió su cel, pero pudo ser algo peor, desafortunadamente ya no podemos confiarnos y pensar que existe buena fe en los semejantes por muy bien parecidos, educados o buenas gentes que parezcan, es una lastima.
    Saludos

    1. Desafortunadamente Los amantes de lo ajeno también están a la vanguardia y no resistirán hasta alcanzar su cometido

      ✌️😀🎸

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram