Accidente Metro CDMX

Tragedia anunciada, pasado y presente

Fue el lunes 3 de mayo, día de la Santa Cruz, pasaban las diez de la noche cuando un tramo de la Línea Dorada del Metro de la Ciudad se desplomó.

Imagen99

Fotografía: José Valdemar Martínez Castro [i]

Después del accidente en el Metro de la Ciudad de México, superamos la sorpresa pero no la indignación y tristeza que a todos los capitalinos nos causó esta tragedia anunciada.

Fue el lunes 3 de mayo, día de la Santa Cruz, pasaban las diez de la noche cuando un tramo de la línea dorada del Metro de la Ciudad se desplomó. Entre la estación Olivo y Tezonco, la estructura de acero no soportó y todo el tramo de concreto por donde pasa el tren elevado se vino abajo, junto con dos vagones de pasajeros.

El saldo fue 79 heridos y 24 muertos, según el reporte oficial. Los hospitalizados tuvieron traumatismo o fracturas; mientras otras personas que viajaban en los trenes de mayor impacto prefirieron irse a su casa, con las contusiones provocadas del choque con los asientos o con los mismos pasajeros. 

Conocer las causas del accidente tendrá que esperar, dicen las autoridades, al peritaje externo por compañías internacionales especializadas; aunque, la propia Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México tendrá que hacer su propio peritaje.

No obstante, la memoria histórica de los habitantes está fresca ante los varios accidentes que en las diferentes líneas del metro han sucedido. Pero concretamente sobre la línea dorada, que por mucho tiempo estuvo suspendida, se recuerda con claridad cómo los errores de diseño y construcción siempre pusieron en duda la reanudación del servicio. Además, los continuos reportes de usuarios en redes sociales y denuncias periodísticas sobre una falla en el trazo, hundimientos, vibraciones y deterioro físico, entre otros, fueron voces ignoradas.

Finalmente, lo importante no es abonar a la coartada o ganancia política de los grupos opositores al gobierno Federal o de la Ciudad, pero la verdad no se tapa con filtros, censura o limitar el acceso a  la información. Los responsables y corresponsables de la tragedia, sin duda son pasado y presente. Así que ocultar las evidencias significará protección a los culpables.

Metro elevado
imagen de Street view, el antes.
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro
Fotografía: José Valdemar Martínez Castro

Imagen99 se solidariza con las familias afectadas y trabajamos para que esta tragedia no se olvide, ni se repita, y logren justicia ante el daño provocado.

[i] José Valdemar Martínez Castro es estudiante de la carrera de Comunicación y Cultura de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Se especializa en la cobertura periodística sobre derechos humanos, manifestaciones y migración.

Siguenos
Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram

2 comentarios en “Tragedia anunciada, pasado y presenteAñade los tuyos →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram